El sitio escogido para la realización de la Universidad de las Artes fue el otrora selecto Country Club habanero, enclavado en el lujoso reparto de Cubanacán. En medio de uno de los más famosos campos de golf de la época neocolonial cubana, se construyeron las edificaciones proyectadas por prestigiosos arquitectos (Ricardo Porro, Cuba; Roberto Gottardi y Vittorio Garatti, Italia), quienes diseñaron cinco obras consideradas como el complejo arquitectónico más sobresaliente del período revolucionario y que han sido incluidas entre las 100 construcciones que deben ser protegidas a nivel mundial. Desde su inauguración se han publicado y divulgado continuamente imágenes de ellas en todo el mundo, y resulta así el destino preferido para arquitectos y artistas que visitan el país.


Arquitectos