El 9 de septiembre se conmemora el centenario del natalicio del Profesor de Cultura Cubana y fundador del ISA Dr.Cs. Manuel Moreno Fraginals.

Moreno  fue un intérprete original de la Historia de Cuba y de su cultura. En tiempos en que una buena parte de la intelectualidad cubana se apegaba a la llamada «concepción materialista de la historia» –cuyo origen estaba en los manuales de Marxismo-Leninismo de origen soviético por los que mi generación se aproximó por primera vez al pensamiento de estos grandes hombres–, Moreno rompió esquemas y penetró en su objeto de estudio con las armas originales.

El Ingenio,  su obra monumental, resultado de años de trabajo, constituye obligada referencia para todo el que desee estudiar la Historia y la cultura cubanas como un sistema que se mueve en torno a la producción azucarera. Esta obra mereció elogios del Guerrillero Heroico.

En el ISA,  Moreno crea el Grupo de Cultura Cubana,  inicialmente integrado a la Facultad de Artes Escénicas,  del cual formaban parte los entonces jóvenes profesores Salvador Morales, Raquel Mendieta Costa, Heidi Grau Verde e Hilda Vila Sainz-Baranda: un claustrillo de lujo. Este grupo fue uno de los pilares de la fundación del Departamento de Estudios Cubanos. El enfoque de Moreno de la Cultura Cubana –que sus discípulos asumieron con espíritu crítico e investigativo–, se convirtió en el eje  transversal de la metodología (no como didáctica,  sino en su acepción filosófica) de lo que esencialmente es hoy la disciplina Estudios Cubanos.

Los textos de Moreno (muchos escritos originalmente para alumnos del ISA), constituyen fuentes insoslayables no solo para los cursos de pregrado, sino también para el Diplomado y la Maestría de nuestro Departamento y para aquellos que aspiran a alcanzar el grado de Doctor en Ciencias sobre Arte. Su hija, la Dra. Beatriz Moreno, profesora del ISA, trabaja amorosamente, con la complicidad de la profesora Hilda Vila, en la transcripción y edición de las notas que esta última tomó de las conferencias (inéditas) que impartió Moreno a aquel Grupo inicial. Esperamos con avidez la conclusión de esta minuciosa tarea.

Hemos incluido en nuestras selecciones de lectura algunos ensayos muy importantes, como Aportes culturales y de cultuturación; Cultura indocubana. Los primeros hombres; Encuentro de culturas: la conquista/colonización como fenómeno cultural y por supuesto,  El Ingenio, y la cuidadosa y útil selección que realizó la UNEAC de su obra en 2009, en la colección Órbita, que bien valdría la pena reeditar.

Celebremos entonces, los cien años de uno de los grandes intérpretes de la cultura cubana, con el orgullo de que fuera precursor de nuestro Departamento, que, en ocasión de su centenario, bien podría llevar su nombre.

Miércoles, 9 de septiembre de 2020