Las publicaciones electrónicas, en tanto expresión de un fenómeno de continuidad y cambio, retoman elementos propios de las publicaciones impresas como presentación, estructura y organización de la información. Sin embargo, con la utilización de las nuevas tecnologías para el almacenamiento y tratamiento de la información, suponen un producto cualitativamente superior que cumple con sus funciones de manera más amplia y efectiva. Una gran parte de las publicaciones electrónicas tiene como antecedente una publicación impresa. En cualquier caso, el tránsito no implica sólo el cambio de portador y de lenguaje para elaborarla, sino que a partir de las posibilidades que ofrecen los programas para aplicaciones y la creatividad de sus productores, se requiere del desarrollo de un nuevo producto, con una estructura estética diferente. Debido a las características de nuestras publicaciones y, especialmente, a las necesidades del público al que están dirigidas, se ha hecho cada vez más urgente y necesario nuestro tránsito al medio digital. Las publicaciones digitales abaratan los costos y, de alguna manera, resuelven las limitantes que nos impone la publicación tradicional. En primer lugar, ofrecen rapidez en la producción y distribución del a información, así como la inclusión de información tridimensional –imagen, sonido, video–. Esto sería muy provechoso para nuestra institución, sobre todo en los materiales de apoyo a la docencia, donde los estudiantes podrían tener, en lugar de fotos fijas, la demostración –vía video o sonido– de lo que se les está explicando.

En segundo lugar, su administración y manejo es mucho menos complicado y el so-porte permite su actualización, por lo que ya no tendríamos materiales obsoletos, sino que podríamos actualizar grandes textos, en lugar de desecharlos para crear otros nuevos más acordes con los tiempos que se vivan. Por otro lado, no generan gastos de impresión y encuadernación, ambos procesos sumamente caros en la actualidad, a la vez que se reducen los costos por concepto de almacenamiento y distribución. El original se guarda en un CD o en una memoria, a partir de la cual se pueden crear un número infinito de copias en cualquier momento. Asimismo, se reduce el número de intermediarios (no imprenta ni librería. Además, se puede distribuir, enviar y recibir a través de internet o mediante soportes como las memorias o los CDs y se pueden cargar grandes volúmenes de información en poco espacio. En términos de seguridad, también ofrecen ventajas, pues los textos pueden programarse para que no se editen, copien o impriman. Además, con el software adecuado, pueden codificarse para que solo pueda consultarse previo pago de derechos. Este tipo de publicaciones pueden ser en línea o no. Mientras que para las publicaciones que no son en línea solo necesitaremos la computadora para producirla, así como el personal capacitado para ello y, por último, el CD o la memoria para distribuirla; para la publicación en línea es imprescindible una plataforma donde almacenarlas y desde donde puedan ser descargadas. Ambos casos son perfectamente posibles y ventajosos, aunque uno tiene más alcance que el otro, y este sería la publicación en línea, que, además, nos ahorra por concepto de distribución.

Algunas de las ventajas más importantes en términos del uso que le pueden dar los usuarios son:

• Realizar búsquedas en el texto completo.

• Acceder instantáneamente, sin necesidad de desplazamiento.

• Vincular referencias, citas y publicaciones.

• Enlazar recursos relacionados como bases de datos u otros materiales complementarios como películas y animaciones, que facilitan la expresión de ideas difíciles de plasmar en un formato impreso.

• Relacionar autores y lectores por correo electrónico, se favorece entonces la comunicación científica.

• Publicar inmediatamente, a partir de un régimen de edición continua.

• Realizar correcciones y comentarios, seguir las ideas y sugerencias hechas por los lectores.

De aquí se deriva que este proyecto tenga dos etapas fundamentales: una primera etapa de producción de publicaciones offline y una segunda de producción de publicaciones online, ambas precedidas por un proceso de preparación de la infraestructura necesaria para su implementación y de estudio del organigrama que nos permitirá organizarla, aunque no completamente desligada, sí separada de su hermana impresa. El desarrollo de esta línea de trabajo se ha dividido en dos etapas fundamentales. Una primera, que debe durar entre 6 meses y un año hasta la exitosa implementación del flujo de trabajo, pues es la que servirá además para hacer una pesquisa del funcionamiento de esta línea y demostrar, en la práctica, cuál es la vía más efectiva para el cumplimiento exitoso del trabajo, y una segunda en la que se contará con publicaciones en línea y la distribución se hará por medio de la web. La característica principal de las publicaciones será, entonces, su distribución por medio de CDs, DVDs y dispositivos de almacenamiento. Los CDs y DVDs se brindarán como cortesía a visitantes y se utilizarán para las publicaciones de lujo. Al mismo tiempo, se trabajará en la creación de la plataforma virtual para colgar publicaciones futuras. La creación de esta línea de publicacio¬nes no suprime la línea tradicional de la im-prenta, sino que la complementa.