El 20 de Octubre, día de la Cultura Cubana, siempre es fecha de celebración y goce pero sobre todo, es día de reafirmar nuestra identidad, que es también una identidad común, con nuestros países hermanos. Y subir lomas, hermana hombres -dijera el Maestro Martí-, pero me gusta pensar que nada hermana más que el teatro.

Precisamente en estos días La Habana se mueve al ritmo del Festival Internacional de Teatro, en su edición del 2019, y no hay fecha mejor para unir lazos, desde las tablas, que el pasado domingo 20. A pesar del calor, que castiga a nuestras pieles, de las amenazas y presiones del imperio norteño, muchos fueron los teatristas que dijeron -Sí, a La Habana vamos-.

Entre ellos el Maestro Miguel Rubio, uno de los más importantes directores de la escena peruana y latinoamericana al frente del Grupo Cultural Yuyachkani; llegó, acompañado del Embajador del Perú en Cuba, Sr. Guido O. Toro Cornejo, Jose Luis, un importante arquitecto y diseñador paraguayo, Fernando Rojas, Viceministro de Cultura y Presidente del Consejo Naciona de Artes Escénicas, Antonia Fernández, Directora Teatral e investigadora, Omar Valiño, Teatrólogo y Director Curatorial de esta edición 18 del FTH y Marilyn Garbey, Danzóloga e investigadora cubana; a los campos del otrora Country Club, que hoy están pregnados de arte y creación artística.

Fueron recibidos por el Rector de la Universidad de las Artes ISA, Alexis Seijo García, el Vicerector para la Extensión Universitaria, Michel Cruz Gómez y el Decano de la Facultad de Arte Teatral, Osvaldo Cano Castillo; quienes, tras un recorrido por los edificios de la Facultad de Artes Visuales y el edificio de la Facultad de Música, dialogaron con los invitados sobre los problemas de la creación contemporánea, la búsqueda de fórmulas de intercambio entre creadores y los retos y necesidades de los procesos formativos en el arte y el teatro.

Sin dudas el Día de la Cultura Cubana no pasó como un día cualquiera. Que mayor honor, para un artista cubano, que estar acompañado y ser acompañante, en ese, nuestro día.