En apuesta por un Diálogo Crítico en Zona ISA. 14 Bienal de La Habana

Entrevista a Dra. Hortensia Peramo Cabrera, Historiadora del Arte y profesora de la Facultad de Artes Visuales, ISA.
Por: M.Sc. Anabel Caraballo Fuentes. Historiadora del Arte y profesora de la Facultad de Artes Visuales, ISA

Diálogo crítico, es una exposición que germinó en el espacio del aula. El reinicio de un nuevo curso escolar, en este caso con alumnos del 1er Año del Curso por Encuentro de la carrera de Artes Visuales del ISA, supuso para ellos y para su profesora la Dr. Hortensia Peramo Cabrera, el volver a comenzar una nueva etapa lectiva luego de un largo periodo de descanso obligatorio por la pandemia. A lo anterior se sumó el reto de organizar un proyecto artístico que representaba en primer lugar un autorreconomiento como individuo y artista, desde el diálogo con el otro (con tu colega de estudio), y por supuesto, en segundo lugar esa relación crucial del entre dos: educadores y educandos, como expresara nuestro gran maestro latinoamericano Paulo Freire, en quien también se inspiraron. Con la profesora Peramo, quien imparte las asignaturas de Problemas Fundamentales del Arte Occidental I, II y III, Arte Cubano y Taller de Curaduría Artística en la Facultad de Artes Visuales de la Universidad de las Artes de Cuba, ISA estuvimos intercambiando a propósito de tratar de apostar por un Diálogo Crítico dentro de Zona ISA en el marco de la III Experiencia de la 14 Bienal de La Habana.

¿De qué manera, la muestra Diálogo Crítico en Zona ISA, desde su propia concepción denota que estamos en presencia de un proyecto artístico-pedagógico?

Concibo lo artístico-pedagógico como la categoría fundamental que define la especificidad de los procesos formativos en arte. Para ilustrarlo de forma sencilla: la única manera de aprender a hacer arte es haciendo arte. Es decir, que el nuestro no es un proceso pedagógico a secas, sino que tiene al arte como punto de partida, medio y finalidad. Por eso el concepto de lo artístico-pedagógico.

En el caso de los artistas visuales, en el desarrollo de este proceso es imprescindible no sólo el ejercicio creativo, sino  visibilizar sus resultados o propuestas, a través de la crítica del taller, pero también de muestras colectivas que sirven para confrontar experiencias y criterios, además de posibilitar la evaluación del proceso y observar las coordenadas creativas que convergen en la muestra. Si esto ocurre además en el contexto de la Bienal de La Habana, se amplían sus posibilidades de confrontación crítica para el bien de su desarrollo profesional.

¿Cuáles serían los principales presupuestos estéticos y conceptuales que confluyen en esta exposición?

El fundamental criterio estético que asumimos en esta muestra es la diversidad. Quiere decir que no solo admitimos cualquier propuesta o poética creativa, sino que alentamos la heterogeneidad de discursos. Y lo hicimos porque se gestó en un momento en que estábamos presenciando posturas de fuerza y boicot a la Bienal opuestas a cualquier voluntad de diálogo o entendimiento entre los discrepantes. No tenemos cultura del diálogo, el cual no se trata de imponer, sino de intercambiar o razonar sin perder la intención crítica,  en fin, de establecer un diálogo verdaderamente democrático, en el que escuchar sea la principal virtud. Como expresó Paulo Freire, y de ahí tomé el fundamento conceptual de mi idea curatorial: «solo los que escuchan hablan».

Como mi grupo es de artistas que toman esta carrera para hacerse universitarios, les expliqué la idea y les pedí que propusieran lo que cada quién estaba haciendo, lo que  quisieran exponer y con lo que quisieran dialogar. Fue así que convergieron intenciones y lenguajes, no solo diversos, sino polemizadores y hasta discordantes. Y aunque resulta difícil delimitar temáticas, podrá advertirse una tendencia hacia la microhistoria, mayormente autorreferencial, pero que en cierto modo rebota o se amplifica hacia los microrelatos del cubano actual: la fe y la esperanza, y la no salida; la fragmentación y materialización del ser, y la memoria heroica de los acontecimientos históricos; recuerdos amargos de familia, y humor crítico; el hombre individual y anónimo como protagonista de nuestra historia, y la ambivalencia de un gesto entre lo sacro y lo prosaico; lo objetivo y lo subjetivo como totalidades… Visto en conjunto, es una visión compleja y personal de la cubanidad.

Obra en proceso. Celia M. García HortaFuente: Yamil Orlando
Recuerdos de familia. Celia M. García Horta. Fuente: Yamil Orlando
Al que madruga Dios lo ayuda. Julio J. Saurí Bello. Fuente: Yamil Orlando
El lamento del testaferro. Reynier Álvarez Rodríguez. Fuente: Yamil Orlando
Re-presentación. Camila V. Romay Cruz. Fuente: Yamil Orlando
John Lennon/Donald Trump/Marx Twain/Benny Hill. Lázaro Miranda Ramírez. Fuente: Yamil Orlando
Asunción. Camila V. Romay Cruz. Fuente: Yamil Orlando
Caja 4: Inercia/Caja 5: Fuerza/Caja 6: Salto/Caja 7: Canon. De la serie Cajas Negras. Yasser G. RittolesFuente: Yamil Orlando
Imanencias. Mikel Ladrón de Guevara. Fuente: Yamil Orlando

¿Cómo fueron sus experiencias y retos en su dualidad como docente y curadora con este proyecto?

No veo mucho la diferencia de roles.  Curar esta muestra la siento parte de mi ejercicio docente. Más que un «dictador», he trabajado como guía u orientadora de cada proyecto y del conjunto, desde la selección, el diseño y la museografía, así como en la elaboración del mini statement de cada pieza en conjunto con el autor. Además, en la propia concepción del título de la muestra hubo una decisión concertada, pues todos leyeron el escrito de Freire que les circulé, y todos llegaron a entender también cómo se veían reflejados en el texto curatorial. Todo esto es una plena expresión de lo artístico-pedagógico que hablaba al principio.

Por supuesto que aunar esto es un reto, pero se asume sobretodo con el placer de observar cómo estos artistas se enrolan y comprometen con un proyecto dentro del predio académico. Creo que además del valor de la exposición, que lo tiene, está la ganancia del aprendizaje de todos, en muchos sentidos.