Por: Christina Carballo Piñeiro estudiante de 1er año de musicología

Fue una noche inolvidable la que nos regaló el cuarteto de saxofones “Todo Incluido” el pasado jueves en Fabrica de Arte Cubano, escenario de los mejores músicos cubanos actuales. Aún siendo estudiantes demuestran tanta profesionalidad y entrega hacia su público como los más grandes. No sólo se limitan a la música, sino, que brindan un espectáculo completo, en el que demuestran un gusto exquisito y una constante búsqueda por la perfección.

Siendo esta la primera presentación del grupo desde su llegada al país, después de un exitoso intercambio cultural en la ciudad de Buenos Aires, Argentina, podemos decir sin temor que continúan siendo genuinamente cubanos, ya que, siguen teniendo en alta estirpe a la música cubana y continúan defendiéndola a través de las mejores reinterpretaciones de muchas obras tradicionales. Sin dudas un nombre justo ya que brindan un espectáculo con todo incluido, que no sólo se limita a la música, sino que combinan junto con esta el humor de manera perfecta, brindando en todo momento disfrute a sus espectadores.

Además de esto, los propios integrantes del cuarteto son los responsables de muchas de las composiciones y arreglos musicales que interpretan. Su repertorio incluye desde música clásica, contemporánea, arreglos de algunos de los hits del panorama musical internacional, pasando también por la música cubana tradicional con la interpretación de clásicos boleros y también por la popular, haciendo homenaje a algunos de los músicos más importantes de nuestro país como Juan Formell, demostrando así que son capaces de brindar diversidad con calidad, algo que en nuestros días es muy importante y valorado.

Son muchachos con gran maestría interpretativa que buscan en todo momento lograr que el público disfrute, y que sin dudas lo vienen logrando con buenos pasos y hasta hoy demuestran que, con buen gusto y amor por la música, se puede calar en lo más profundo de los corazones de aquellos que en algún momento los han escuchado.