Por: Dayana Ramón

Esta semana los estudiantes de la Universidad de las Artes, ISA, muestran sus proyectos. En varios teatros de la capital y el Pabellón Cuba se desarrolla el noveno Festival de las Artes.

La Poesía está en las calles es una de las puestas en escena que se presentan en la sala Tito Junco del Centro Cultural Bertolt Brecht. El espectáculo está dirigido por Roberto Silva con un elenco integrado por bailarines, actores y cantantes que defienden la idea de un musical.

Apropiándose de múltiples recursos expresivos y con una mezcla de ritmos afrocubanos recrea lo que sería nuestra isla, la añoranza de quienes la dejan y los males que la acechan. Disfrutamos ahí bailes como la chancleta, llevada a las tablas una y otra vez por tantas compañías cubanas y una pequeña poesía cantada dedicada al campesino. La escenografía está basada en uno de esos típicos bancos de los parques habaneros y las tendederas de nuestros balcones. No podía faltar la veneración a nuestras deidades y símbolos, yemayá y ochún, la reina del mar y la patrona de Cuba; y nuestra bandera que toma el centro en lo más alto de la escena.

Aunque la idea de fusionar tantos géneros en una misma pieza no siempre sea una empresa fácil, al final prevalece el mensaje: todos somos cubanos.