MENSAJE A LA COMUNIDAD UNIVERSITARIA

Como ustedes conocen, se adoptó la medida de la suspensión de las actividades docentes de pre y posgrado en todos los tipos de cursos en las universidades, aplicando la modalidad no presencial, lo que representó el traslado a sus territorios de los estudiantes y profesores. Comenzamos de esta manera una etapa inédita, sin antecedentes, con retos complejos y necesarias respuestas ágiles, quizás, en ocasiones, no las más adecuadas, pero las que en las circunstancias existentes se podían ofrecer. Debemos reconocer el esfuerzo de decanos, vicedecanos, jefe de departamentos y profesores, de la Vicerrectoría de Formación del Profesional, del personal de la Biblioteca de las Artes, del Departamento de Servicios Informáticos y otros, para garantizar que los estudiantes pudieran recibir guías de estudios, orientaciones, bibliografías, tareas, que permitieran mantener, con las especificidades de la formación artística, la enseñanza de manera no presencial. Creo que es justo además el reconocimiento, a los trabajadores y directivos de las áreas de la Residencia Estudiantil, Economía, Alimentos y Recursos Humanos, que desarrollan tareas en muchas ocasiones anónimas, pero esenciales para mantener los procesos más relevantes de la universidad.

Nuestro claustro, conjuntamente con los estudiantes, en un ejercicio de madurez creativa y artística, con esfuerzo y costos propios, con las dificultades que tienen aún nuestro país en el acceso a las plataformas digitales, se mantuvieron en comunicación durante estas semanas, ofreciendo consultas, orientaciones, asesoramiento a los estudiantes de años terminales para sus ejercicios de culminación de estudios, entre otras acciones docentes. Creo que muchas de estas experiencias pueden ser útiles cuando regresemos a esa normalidad que todos deseamos y extrañamos.

Se ha decidido, en la etapa epidemiológica en la que nos encontramos de «transmisión autóctona limitada»,  suspender la modalidad de «trabajo docente no presencial» que se venía aplicando en los diferentes tipos de cursos (curso diurno y curso por encuentros). Los estudiantes continuarán realizando las actividades orientadas por sus profesores mediante el trabajo independiente. En la medida de las posibilidades, los profesores atenderán las dudas de los estudiantes haciendo uso de las vías de comunicación de que dispongan. No se orientarán contenidos nuevos ni se realizarán evaluaciones. Las actividades orientadas se revisarán y evaluarán cuando se retorne a la normalidad. Debemos evitar el movimiento y el agrupamiento de las personas, excepto por razones muy necesarias.

Sin duda, nuestros estudiantes y profesores, tienen muchas dudas, preocupaciones, la incertidumbre sobre cómo va a continuar el curso, cómo se realizarán los ejercicios de culminación de estudios,  pero considero que los más importante hoy es la vida, es protegernos todos, cuidarnos, en familia, con nuestros seres más queridos, enfrentar estos días oscuros, con paciencia e inteligencia, quedarnos en casa, pensar de manera creativa cómo puedo desde el arte  ayudar a cambiar ánimos y tristezas en este necesario aislamiento social,  que es una medida efectiva  para evitar la propagación de la Covid 19. Estamos trabajando en distintas propuestas para, en  dependencia de la evolución de la pandemia,  desarrollar en cada carreras las actividades de sistematización que se realizarán cuando se reinicien las actividades docentes presenciales y proponer las modificaciones necesarias al sistema de evaluación y a los planes de estudio correspondientes.

La Vicerrectoría de Desarrollo Cultural y las organizaciones juveniles ( UJC, FEU, AHS) han generado el proyecto El Arte Sana, que pretende un acompañamiento virtual y ofrece solidaridad y ayuda, creo que puede ser una vía de comunicación e intercambio, un puente para que no haya soledad o desesperanza, un motivo para seguir creando, abierto a iniciativas y sueños.

Hoy, el ISA es un espacio en silencio, pero vivo, porque el ISA somos cada uno de nosotros, cuando aplaudimos a las 9:00 p.m., en ese reconocimiento a los que enfrentan, desde diferentes posiciones, esta inusual pandemia, también aplaudimos por la vida, por nuestra universidad, por el regreso a las cúpulas, a las aulas, al encuentro con los amigos y colegas, por ese abrazo que tanto deseamos dar. Con la confianza que nos encontremos todos, aquí en la universidad, los esperamos.

Jueves, 30 de abril de 2020