CARACTERIZACIÓN DE LA CARRERA

Los lenguajes artísticos han tenido su papel protagónico en el desciframiento de la sensibilidad de lo humano, y por tanto, en el contenido de un diseño educativo para un hombre útil y competente, a quien llegó muy temprano, en el mismo umbral de su conciencia creadora, la presencia de las Artes Visuales.

A través de la visión representativa tradicional de la pintura como arte del color, se vinculan y desvinculan la notoriedad y filiación de la obra artística con su público, es decir, con su escenario y humanidad, fijando en todo momento las apariencias de una percepción cuya objetivación define a partir de sus componentes formales -la línea, el tono, la perspectiva, el matiz y otros-, la posteridad de su pureza creativa. Las variables del campo genérico, por una parte, -paisaje, retrato, y la diversidad de sus tendencias- configuran junto a las transformaciones plásticas, el sello de una expresión, o séase la genuinidad del artista que lógicamente la contemporaneidad niega o restablece según los códigos de su epos y ethos artísticos.

El afán de transfigurar los espacios del mundo en presencia exclusiva del entorno en tanto obra de arte, dan a la escultura su categoría de perennidad, porque su composición expande los sentidos al espacio mismo, lo identifica, y ya entonces cobra otra importancia la atmósfera vivencial del hombre. El grabado ofrece como triunfo humano ante el desconcierto de la fragilidad de la imagen, la posibilidad de su repetición, socialización y perpetuidad desde las matrices tradicionales de madera, piedra o metal.

Este conjunto de otras realidades que acompaña y salvaguarda la vida del hombre desde su amanecer, y que han condicionado su juicio histórico-crítico necesitan también de su conservación y restauración, no sólo porque ello asegura la fuerza de su cultura y la inteligencia de su civilización, sino porque en su ejercicio se exalta la memoria individual y colectiva, al promover los valores de una historia, que como ninguna otra, enaltece la herencia del trabajo del hombre a través de ese especial momento de su más íntima y trascendente revelación, aquella que corresponde a la creación artística.

Duración: 5 años.
Título que otorga: Licenciado en Artes Plásticas
Régimen del semestre: Semestral.

El artista plástico debe demostrar con competencia en su oficio artístico y propuesta imaginal/creadora, los fundamentos de universalización y cubanidad de su obra, y asimismo fundamentar con rigor y amplitud la particular repercusión que tiene en el plano de la Educación Cubana después del 59, la creación de un Sistema de Enseñanza del Arte. Este especialista evidencia una trayectoria artística cuya impronta sociocultural ha marcado un lugar de excepción dentro de la dinámica de la sociedad cubana, y que ya en esta época finisecular ha marcado importantes pautas en el devenir de la cultura artística cubana. El Objeto de trabajo de los egresados del perfil de Pintura, Escultura y Grabado es la creación artística independiente, y cualquier tipo de labor profesional relacionada con su especialización, que puede desempeñar en el campo de la docencia, en la enseñanza especializada de las artes plásticas en sus diferentes niveles, en la investigación, en la promoción cultural, y en la difusión de la cultura plástica en cualquiera de los organismos o instituciones de la Cultura en su más vasta acepción, para contribuir así, a la educación estética de la población.

Prácticas preprofesionales y laborales: El componente académico/laboral se halla estructurado básicamente en la disciplina de Práctica Pre-profesional, vinculada estrechamente con los objetivos a lo largo de la carrera y, en 4to. año, a la disciplina de Didáctica de las Artes Plásticas, lo que no significa que las restantes disciplinas de la especialidad –Pintura, Escultura y Grabado- no tengan una adecuada salida en la preparación laboral del futuro profesional, si se considera que la práctica de los talleres tienen como salida natural del proceso docente la presentación en público, y por tanto, la vinculación del hecho académico con la promoción institucional de la cultura.
-Formas de culminar los estudios: La modalidad de la forma de culminación de estudio para las especialidades de Pintura, Escultura y Grabado sigue una tradición asentada en la realización de un Trabajo de Diploma que resume, básicamente en obras, los conocimientos técnico/artísticos y las cualidades creadoras desarrolladas a lo largo de la carrera. Una exposición con fundamentación estético-artística puede llegar a formar parte de este ejercicio de evaluación final.

Formas de culminar los estudios: La modalidad de la forma de culminación de estudio para las especialidades de Pintura, Escultura y Grabado sigue una tradición asentada en la realización de un Trabajo de Diploma que resume, básicamente en obras, los conocimientos técnico/artísticos y las cualidades creadoras desarrolladas a lo largo de la carrera. Una exposición con fundamentación estético-artística puede llegar a formar parte de este ejercicio de evaluación final.