CARACTERIZACION DE LA CARRERA

La enseñanza de los perfiles que integran la carrera de Comunicación Audiovisual no cuenta prácticamente con antecedentes en nuestro país que conformen una tradición, como es el caso de la música, las artes plásticas, la danza o el teatro. Desde la aparición de la radio en Cuba en los años 20, hasta la apertura de modestos cursos —solo después del triunfo de la Revolución— en el ICAIC, el ICRT, ECIFAR y otras productoras, la formación de los especialistas de la comunicación audiovisual era prácticamente empírica.
Desde el curso académico 1988-1989 la Facultad de Arte de los Medios de Comunicación Audiovisual abre sus puertas a trabajadores de los medios, para formar profesionales con una formación especializada y una base humanística que la enriquece teórica, ideoestética y artísticamente. La apertura de la carrera de Arte de los Medios de Comunicación Audiovisual en el ISA significó un primer paso en la fundamentación y puesta en marcha del proyecto docente-artístico de la Universidad de las Artes de Cuba para la formación de especialistas en la realización de obras de comunicación audiovisual.
El diseño curricular del Licenciado en Arte de los Medios de Comunicación Audiovisual privilegiará la práctica cultural de este especialista. El componente laboral centrado en esa práctica deviene estructurador de toda la carrera. Es por ello que nos proponemos lograr la unidad de lo académico, lo investigativo, lo laboral y lo extensionista en el proceso de formación universitaria de los futuros especialistas.

Perfiles:
Dirección
Edición
Fotografía
Producción
Sonido

DURACIÓN: 5 años
TÍTULO QUE OTORGA: Licenciado en Comunicación Audiovisual
RÉGIMEN: Semestral

MODELO DEL PROFESIONAL:
El objeto fundamental de trabajo de los egresados de esta carrera se vincula con procesos de realización audiovisuales en radio, cine, televisión y vídeo para fines culturales, educativos, político-ideológicos, informativos, recreativos, publicitarios, propagandísticos y relacionistas con un soporte científico, tecnológico y artístico que comprende: los procesos de la comunicación audiovisual y su expresión en la radio, el cine, la televisión y el vídeo; el lenguaje de los medios y sus soportes filosóficos, psicológicos, sociológicos y estéticos; la teoría y la base tecnológica de la comunicación en cada uno de los perfiles; los procesos de realización audiovisual en una concepción integradora de los componentes particulares que representa cada perfil.

Los posibles campos de acción del egresado de los perfiles de Dirección, Producción, Sonido, Edición y Fotografía son: la dirección general, producción, sonido, dirección de fotografía y edición en realizaciones audiovisuales, la dirección de procesos de organización, trazado de estrategias y ejecución de políticas de difusión en el campo de la realización audiovisual.

Las esferas de actuación son los procesos de realización y recepción de mensajes audiovisuales en productoras de radio, cine, televisión y vídeo, tanto en sus aspectos técnico-artísticos, como en su resonancia cultural e ideológica.

Los campos de acción y las esferas de actuación indican que el egresado de la carrera es: un creador de amplio espectro para los medios de comunicación audiovisual, con una sensibilidad artística fundamentada en una sólida base cultural e ideoestética; un profesional con una sólida convicción de su responsabilidad social y un elevado sentido de la ética de su profesión; un especialista con dominio del oficio de su perfil, de alta ejecutividad y destreza en su desempeño; un profesional capacitado para emplear la investigación como una vía de actualización de los conocimientos sobre el mundo de los medios, así como para la creación de las obras audiovisuales y el conocimiento de las expectativas e intereses sociales.

FORMA DE CULMINACIÓN DE ESTUDIOS:

Para concluir la carrera, los estudiantes de los perfiles Dirección, Producción, Sonido, Fotografía y Edición elaborarán un Trabajo de Diploma consistente en una realización audiovisual en el soporte por ellos seleccionado, que constará de la obra audiovisual y su fundamentación teórica, no inferior a las 30 cuartillas, ni superior a las 60. En casos excepcionales, previa aprobación del Consejo de Dirección y a propuesta de la Comisión de Expertos, aquellos estudiantes de probada trayectoria y dominio de los medios audiovisuales, con incursión reconocida en el ejercicio del criterio, podrán defender un Trabajo Teórico sobre su perfil que responda a lo establecido al efecto por los reglamentos vigentes para todo el sistema de la Educación Superior.