Por: Christina Carballo Piñeiro, Estudiante de Musicología 1er año

Fue una tarde muy especial la que se vivió en la Universidad de las Artes cuando arribaron a sus puertas integrantes de la banda Preservation Hall. Llegados directamente desde New Orleans nos permitieron disfrutar del más puro jazz afroamericano. Con más de 50 años de vida artística y presentaciones en los escenarios más importantes y representativos de Estados Unidos, como el Carnegie Hall, es considerada una de las bandas más representativas del jazz actual en Norteamérica.

Desde su llegada, el ambiente se llenó de música gracias a las interpretaciones del cuarteto de saxofones “Todo Incluido” que, para darles la bienvenida, los hicieron disfrutar con sus reinvenciones de la música cubana. El monumento más esperado de la tarde fue cuando Preservation Hall se dispuso a tocar, permitiéndonos escuchar jazz en su más puro estilo, aunque, lo que constituyó el momento cumbre de la tarde fue aquel en que los integrantes del cuarteto se integraron a la perfección con ellos para regalarnos una “descarga” mezclada de música cubana y jazz, demostrándonos que la diferencia idiomática no es barrera para un buen músico.

Hasta el último momento el ambiente estuvo cargado de sonido y buen gusto, por lo que todos los espectadores salimos encantados de haber vivido tal experiencia y deseosos de que no deba pasar mucho tiempo para que la Universidad de las Artes pueda volver a disfrutar de la presencia de Preservation Hall.