Con el objetivo de exponer los principales resultados en el orden docente, investigativo y cultural de profesores y estudiantes de la Universidad de las Artes de Cuba, se realizó este viernes un claustro, donde participó Kenelma Carvajal, Viceministra de Cultura para la Enseñanza Artística, junto a Alexis Seijo García, Rector de la Casa de Altos Estudios y demás miembros del Consejo de Dirección de la misma.

El Salón de la Biblioteca Nacional José Martí fue la sede escogida para el encuentro, espacio que posibilitó el intercambio de criterios y la difusión de los índices en los indicadores académicos e investigativos.

En los minutos iniciales del encuentro se les rindió homenaje a los profesores Lino Neira y Silvia Rodríguez, quienes formaron parte del claustro de la Universidad de las Artes y, desde sus respectivos ámbitos, contribuyeron a realzar la cultura cubana en su constante desarrollo histórico y espiritual.

Igualmente fueron reconocidos los profesores que por su destacada trayectoria han obtenido premios y distinciones por parte de organismos encargados de la promoción científica. Por su parte, los autores de investigaciones recientes sobre la enseñanza artística, la conservación del patrimonio y otros temas específicos sobre las manifestaciones artísticas que recientemente concluyeron sus investigaciones doctorales, fueron reconocidos por el Consejo de Dirección, atendiendo a los resultados alcanzados y la importancia de utilizar estas investigaciones como aportes sustanciales a los procesos propios de la Universidad.

El claustro es un espacio de mucha utilidad para debatir en torno a la manera en que se imparten las diferentes asignaturas, los enfoques en los que se trabaja y la concepción del modelo profesional de los futuros egresados.

En sus palabras, Seijo destacó que: “La realización del Festival de las Artes dedicado a La Habana en el año en que celebró sus cinco siglos de existencia fue otro momento de participación creativa de estudiantes y profesores. En esta ocasión el epicentro fue el Pabellón Cuba y el Centro Bertold Brecht, debemos seguir trabajando en el diseño y la concepción del evento y en la articulación entre las facultades para la organización de este espacio”.

También se ofreció una detallada información sobre el proceso docente educativo en cada una de las facultades y carreras, se informó acerca de las estrategias para la formación de masters y doctores; y sobre la necesidad de ubicar a la Universidad de las Artes como esa institución de referencia en el contexto de la enseñanza artística universitaria, no solo en Cuba sino en toda Latinoamérica y Europa.

La Dra. C. Enia Torres Castelano, Vicerrectora Docente, insistió en la necesidad de articular redes que enlacen cada uno de los procesos que tienen lugar en el ámbito de la universidad a través de la comunicación directa, el intercambio de saberes y la socialización del conocimiento general acerca de los principales aspectos en los que se trabaja actualmente, tanto en el orden constructivo, administrativo o referidos a la Cooperación internacional.

Respecto a la investigación y postgrado, la Dra. C. Mariluz León Ávila, ofreció una caracterización general sobre los índices alcanzados en el pasado curso, y enumeró causas y problemáticas referidas a las estrategias de formación de nuevos masters y doctores. Necesidad que se traduce en la instauración de un claustro cada vez más preparado y con una mayor categoría científica y docente.

Una de las cuestiones indicadas por Carvajal fue la necesidad imperiosa de articular otras redes y canales con la Asociación Hermanos Saíz (AHS), la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) y los institutos, centros y consejos adscritos al Ministerio de Cultura, espacios receptores de los graduados en las distintas especialidades. La cercanía con estas organizaciones e instituciones le permitirá al estudiante acercarse más a los procesos creativos en cada una de ellas y conocer en la práctica el funcionamiento de su carrera e inserción profesional.

Varios profesores enfocaron sus intervenciones en el diseño del modelo del profesional, la necesidad de acercar el estudiante a los procesos creativos en sus manifestaciones y a la importancia de la Universidad de las Artes como único centro de la enseñanza superior en arte existente en la Isla.

El establecimiento del rigor intelectual, la capacidad creativa y la recolocación de la Universidad como centro generador del debate cultural en la Cuba actual debe ser una de las metas para el futuro inmediato. El egresado de las facultades inscritas en la Universidad debe ser un artista y un investigador con un amplio dominio de la concepción teórica, el arsenal simbólico y la cultura de la nación, como valores que lo caractericen.

Fuente: La Jiribilla