-Honrar, honra- nos decía Nuestro Apóstol José Martí; y que mejor tributo a un maestro como Juan Formell, que la realización del Festival Internacional de la Timba 2019, que lleva precisamente como eslogan …por siempre Formell. Desde el pasado día 2 y hasta el 4 de este caluroso agosto, varios centros culturales de La Habana, han visto desfilar por sus escenarios las canciones de Formell y de Van Van, la agrupación que lideró. El festival, que organizan la propia orquesta Van Van, La Empresa Artex, la Productora RTV, el Grupo de Comunicación ALZARA, y la Cátedra Juan Formell de la Facultad de Música de la Universidad de las Artes (ISA); trae no solo presentaciones de las orquestas de primera línea, de música popular, sino que también inserta la primera edición del Concurso La Habana, sí; y el evento teórico La timba cubana. Se suma a la programación del evento la Exposición de Fotografías Por siempre Formell, del fotógrafo Iván Soca, quien ha sido llamado El cronista de Van Van. La muestra la integran un conjunto de fotografías que relatan la trayectoria de Formell y los Van Van y la amplia aceptación de todos los públicos en distintos escenarios. El evento teórico La timba cubana, un panel sobre el surgimiento y proyección en la escena musical cubana contemporánea del género, que sesionó en la Sala Juan Formell del Centro Cultural El Sauce, abrió un marco de reflexión propuesto por las musicólogas Ms.A. Neris González Bello y la Ms.C. Liliana Casanella Cué, sobre la importancia actual del género dentro del panorama musical cubano y la impronta invaluable de Formell y los Van Van, en su desarrollo. También en El Sauce, tuvo lugar la presentación de los premiados del Concurso La Habana, sí, en el que participaron estudiantes de la Escuela Nacional de Música y la Universidad de las Artes. Fueron premiados el Trío Cronos y un Quinteto de Trombones. Este festival, ha sido sin dudas, el mejor de los marcos para homenajear a una de las figuras cimeras de la música cubana de todos los tiempos, quien quedará para siempre presente en el andar habanero con la develación de una tarja conmemorativa en su memoria en la céntrica esquina 23 y P, del Vedado. Tantas son las cosas que hubiésemos querido decirle a Formell, tantos los elegios y el bullicio y los aplausos que aún hoy siguen sonando cada vez que su nombre es mencionado en cada una de las presentaciones de Van Van, tantos los agradecimientos por la buena música; que no alcanzazarían las cuartillas ni las letras, pero sí podemos decir algo hoy, y es que este evento, que él soñó y premonizó, ha puesto, y seguirá poniendo su música, y la Timba, en las manos de los músicos de hoy y en los pies de cada bailador. Te honramos …por siempre Formell.